[Un accesorio y un juego] Nintendo e-Reader & Excitebike

nintendo-e-reader

Con Nintendo uno nunca termina de sorprenderse. La capacidad que tienen sacar accesorios innovadores cada tanto tiempo habla del poco miedo que le tienen a tirarse a la piscina, y aunque la mayoría de las veces se han ido al fondo, basta un acierto en el mercado para que tanto ensayo y error haya valido la pena. El e-Reader es uno de esos casos en que quizá no hubo mucho éxito comercial en su momento, pero si fue una jugada que agradecemos por su curiosidad y que sobretodo a los retrocoleccionistas nos encanta revisar.

Nintendo e-Reader y GBA SP Nintendo e-Reader

 El accesorio en cuestión se trata básicamente de un cartucho especial que nos permite ingresar datos a través de un lector de tarjetas de cartón. Las tarjetas contienen la información en una banda de micropuntos que a simple vista tiene un parecido a los códigos QR, pero funcionan de otra manera, uno pasa las tarjetas por el lector tal como si fuera una tarjeta de crédito y el sistema te confirma que se leído correctamente. Los datos que se podían obtener a través de este medio eran juegos completos de NES, personajes, mini juegos y etapas  especiales. Lo más interesante a mi parecer son las etapas especiales para Super Mario Advance 4: Super Mario 3. Vale la pena echarle un vistazo en Youtube a esas etapas: http://youtu.be/GMZHjDlLc0s

En esta ocasión lo probaremos con Excitebike, uno de los mejores juegos del catálogo de NES. Es simple y entretenido, controlamos una moto a través de una pista llena de obstáculos de distintos tamaños y dificultad, lo importante aquí es terminar en el menor tiempo posible, pero eso requiere mantener un buen equilibrio entre acelerador y turbo, un abuso de este ultimo puede terminar calentando el motor y hacernos perder varios segundos o podemos terminar dando vueltas por una mala caída. No tiene mayor ciencia, pero si mucha técnica, así que se lo recomiendo sobretodo a los jugadores dispuestos al ensayo y error. La posibilidad de jugarlo en portátil es muy buena ya que son carreras relativamente cortas, ideales para un viaje en transporte público. Algo muy adelantado a su época es la opción de crear nuestras propias pistas, llega a sorprender la buena calidad del editor que trae incluido.

Juegos e-Reader Tarjetas Excitebike

Las tarjetas de los juegos de NES vienen «blíster» que contiene un sobre tal como si fueran un TCG. Las cartas además de las bandas de datos, contienen  información gráfica a modo de manual y también los trucos necesarios para tener un buen desempeño durante el juego.

Primero conectamos el e-Reader a la consola tal como un cartucho, en este caso es una Advance SP. desafortunadamente para este modelo es bien aparatosa y no queda en la posición más cómoda para jugar, pero funciona bien. Al encenderla nos invita a un menú que nos permite escanear las tarjetas, establecer una comunicación con otro Game Boy Advance o con una Gamecube y por ultimo también tenemos la opción de acceder directamente a la ultima información grabada en la memoria interna sin necesidad de pasar nuevamente las tarjetas.

Lector de tarjetas e-Reader Tarjetas Excitebike

Al ingresar al menú de escaneo se nos invita a pasar las tarjetas por el lector, en este caso son 5 tarjetas con dos bandas cada una, en total tengo que pasar 10 bandas. No importa el orden en que las pase ya que se organizan solas y tenemos la posibilidad de ver que datos ya se han cargado en una especie de gráfico, además si vuelves a pasar la misma te avisa para que no sigas perdiendo el tiempo. Al comienzo es un poco frustrante ya que cuesta agarrar el ritmo correcto al que uno debe arrastrar la tarjeta y te arroja «read error», pero después de varios intentos se agarra el ritmo correcto que en general es lento. Una vez completado el proceso con todas las bandas,  y en este caso como es un juego, puedes jugar inmediatamente manteniendo el accesorio conectado como si fuera el cartucho del juego, y además puedes volver a jugarlo mientras no cargues otro juego en la memoria interna.

Excitebike en GBA

Lamentablemente no tengo tarjetas de otro tipo para probar, pero en general la experiencia con los juegos de NES más que buena es curiosa, la mayoría de estos juegos salió en cartucho para la GBA en su momento, así que están lejos de ser la mejor alternativa para jugarlos regularmente. De todas maneras las tarjetas son una interesante opción para los que disfrutamos de las excéntricas jugadas de Nintendo en materia de almacenamiento de juegos.

[Accesorios] Nintendo NES Satellite

Durante el año 1989 Nintendo lanza NES Satellite, una de las primeras experiencias inalambricas en el mundo de los videojuegos. Usando la tecnología de los rayos infrarojos, tal como lo hacen la mayoría de los controles remotos que tenemos en nuestros hogares, podíamos no solo jugar desde una distancia máxima aproximada de 4,6 metros, sino que además funcionaba como un multiconector de hasta 4 controles con turbo. Aunque parezca raro no fue un año más tarde que Nintendo lanzaría el Four Score, una multiadaptador sin las capacidades inalambricas del Satellite, lo que acerco esa posibilidad a más jugadores debido a su menor precio.

Hace algunas semanas que he estado probando este artículo, y debo reconocer que se ha vuelto  casi indispensable, ya que es uno de los pocos que tengo siempre conectado a alguna de mis consolas. Y es que al parecer las consolas de la nueva generación nos tienen relativamente acostumbrados a tener mayor libertad de movimiento en el lugar que jugamos. NES Satellite, con las evidentes limitaciones que sigue teniendo, ya que igual no nos liberamos de los cables, si facilita la posibilidad de instalarnos más comodamente en nuestro sofá, cama, en el suelo o donde queramos, sin preocuparnos de los tirones y aprovechando mejor nuestro espacio. Es notable también el hecho de que no es necesario que receptor y emisor estén cara a cara, ya que existe un ángulo de recepción de 30° hacia arriba y abajo y de 60° de izquierda a derecha.

A nivel de diseño hay que reconocer que hubo una notable preocupación, por una parte el receptor encaja perfecto en la parte frontal de la consola, y al ocupar los dos conectores de ésta, queda bastante bien agarrado. Lo otro que se agradece es que respeta de excelente manera los colores, tamaños y lineas de nuestra NES, lo que hace que no parezca un tumor en nuestra consola, sino que más bien da un efecto de que tuviesemos una consola especial. Donde si se ve mal es en la NES Top Load, pero igual funciona.

Por otra parte el aparato en sí, sigue la linea de la consola, su forma plana y alargada permite dejarlo firme en alguna superficie plana, ya que además tiene las clasicas gomas antideslizante. Las 6 pilas tipo C que usa, le dan un peso considerable, lo que resulta mejor a la hora de instalarlo para darle adherencia a las superficies. De todas maneras, es bien sabido que la calidad del plástico de esos años no es la mejor, por lo que recomiendo no exponerlo a lugares donde se pueda caer por algun tirón.

Seguir leyendo y participando del tema